You Are Here: Home » Opinión y Colaboraciones » Artículo de opinión de MAF: TVE, vuelta al NO-DO. ¿Hizo algo bueno ZP?

Artículo de opinión de MAF: TVE, vuelta al NO-DO. ¿Hizo algo bueno ZP?


Uno de los pocos reconocimientos generalizados que se le ha hecho al Gobierno Socialista es la construcción de una Radio-Televisión Pública de calidad, profesionalizada, número uno en audiencia, sin anuncios y al margen de las luchas partidarias. Lo que conocemos en lenguaje coloquial, el modelo BBC.

 

Al PP no le basta con incumplir su programa electoral o atacar el estado del bienestar promulgando tasas para acceder a la justicia o recortando donde más duele: la salud y la educación o entender que es innecesario explicar a los españoles la quiebra de Bankia, tras 17 años de gobierno de Caja Madrid por Gallardón y por Esperanza Aguirre o ser incapaz de revelar las condiciones del rescate a la banca. Ahora los líderes populares, han decidido dar una vuelta de tuerca más y llevarnos a la era más oscura de Aznar, decapitando la pluralidad de TVE e instaurando un férreo control partidario a la imagen y semejanza de la intoxicada y viciada Telemadrid.
 

El PP experto en estos lares con otras autonómicas como la televisión murciana, el extinto Canal 9 valenciano o la televisión de Castilla la Mancha ha extendido sus tentáculos a Televisión Española y los buques insignia del periodismo independiente y plural que le habían devuelto un halo de libertad y objetividad desconocido hasta ahora.
 

A Rajoy le importuna la información contrastada, la transparencia, la crítica y la objetividad, señas de identidad de unperiodismo con mayúsculas que ha conseguido cuotas de audiencia impensables para el ente público estatal de la mano de excelentes profesionales víctimas ahora de una purga radical por parte del Partido Popular.
 

Rajoy y Aguirre rememoran el famoso poema de Martin Niemöller, atribuido a  Bertolt Brecht. Primero culparon de la crisis inmobiliaria e internacional a ZP, luego consiguieron todo el poder; paralelamente se inició una campaña de descredito contra los sindicatos, después les ahogaron e impusieron su reforma laboral; continuaron poniendo enentredicho a los médicos y calificando de “vagos” a los profesores, luego atacaron la sanidad y la educación pública y concertada, ahora para terminar de controlar los medios de comunicación borran del mapa a Juan Ramón Lucas, Toni Garrido, Xabier Fortes o Ana Pastor.
 

A Ana Pastor, presentadora de los exitosos desayunos de la 1, cuya profesionalidad está fuera de toda duda, le daba igual el signo político de sus invitados, a todos ellos les realizaba unas incisivas entrevistas, buena fe de ello pueden dar la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el socialista José Bono, o incluso el controvertidoPresidente Iraní, que tuvieron que responder a sus afiladas preguntas. “A los desayunos de la uno se viene a contestar, no a evadir preguntas”, se solía oír entre las bambalinas de Televisión Española.
 

La propia Ana Pastor afirmaba en su Twitter: “Orgullosa del trabajo de todo el equipo. Día triste pero hoy más que nunca sigo creyendo en el periodismo”. Periodismo en el que nunca ha creído el Partido Popular que prefiere volver a la época del“NO-DO” del judicializado Alfredo Urdaci y cambiar el rigor informativo por la manipulación o el autobombo.
 

La prueba más evidente de las intenciones oscurantistas de Rajoy es la llegada de Julio Somoano, procedente de Telemadrid, a regir los designios del ente público estatal con un objetivo claro: defender a ultranza las políticas ultraconservadoras de la derecha española y borrar de un plumazo cualquier voz crítica o mensaje discordante con la causa  popular. Eso es lo mismo que Esperanza Aguirre lleva realizando con la manipulada Telemadrid más de una década, convirtiéndola en una cadena sumamente endeudada y a la cola de las audiencias autonómicas en el país.
 

Si suele decirse que cada vez que desaparece un medio de comunicación, desaparece un pedacito de democracia,ahora más que nunca debemos alzar la voz para decir que se está desprofesionalizando un medio de comunicación público, pagado con el dinero de todos los españoles, para uso y manejo de unos pocos. La martingala del PP pretende adormecernos instaurando un control absoluto de los medios de comunicación y lo más triste, es que con esta actuación, se nos arrebata buena parte de nuestra libertad y el derecho a saber la verdad que tanto miedo da a algunos y que tan malos recuerdos nos trae a otros.
 

El gobierno socialista nos dejó un buen modelo queconsiguió profundizar en la democracia y dotar a la comunicación de unas reglas de juego que valieran para todos con independencia de quien gobierne, algo bueno hizo ZP.
 

El PP ha dinamitado el modelo, el acuerdo y el consenso logrado, porque todo vale en ese ilusorio nuevo paradigma de “gestores sin ideario político” que el PP trata de imponer en el país.
 

About The Author

Number of Entries : 459

Leave a Comment

Scroll to top